Cómo hacer mermelada casera

como hacer mermelada casera

Hacer mermelada casera es bastante sencillo. Aquí tienes los pasos básicos:

  1. Elige la fruta: Puedes utilizar frutas frescas como fresas, frambuesas, moras, duraznos o ciruelas. Lávalas y córtalas en trozos pequeños, desechando cualquier parte en mal estado.

  2. Cocina la fruta: Coloca la fruta en una olla grande y agrega azúcar al gusto. Aproximadamente, utiliza la misma cantidad de azúcar que de fruta, pero puedes ajustarla según tu preferencia. Añade también un poco de jugo de limón para realzar el sabor y ayudar a la conservación.

  3. Cocina a fuego medio: Calienta la fruta y el azúcar a fuego medio, revolviendo constantemente para evitar que se pegue. A medida que la fruta se ablanda, comienza a soltar su jugo y la mezcla se espesa.

  4. Prueba la consistencia: Para saber si la mermelada está lista, coloca una pequeña cantidad en un plato frío. Si al enfriarse adquiere una consistencia gelatinosa y se arruga al presionarla suavemente, entonces está lista. Si no, continúa cocinando y prueba nuevamente después de unos minutos.

  5. Envasa la mermelada: Lava bien los frascos de vidrio y esterilízalos sumergiéndolos en agua hirviendo durante unos minutos. Llena los frascos con la mermelada caliente, dejando un espacio libre en la parte superior. Cierra los frascos herméticamente y colócalos boca abajo para crear un sellado al vacío.

  6. Enfría y almacena: Deja enfriar los frascos a temperatura ambiente y luego guárdalos en un lugar fresco y oscuro. La mermelada casera puede conservarse durante varios meses si está correctamente envasada.

Recuerda ajustar las cantidades de azúcar y limón según tu gusto y la fruta que utilices. ¡Disfruta de tu mermelada casera!

Si te ha gustado este post, échale un vistazo a Cómo hacer ajoarriero o también Cómo hacer pollo a la cerveza.