Mascotas, la horrible definición de una parte de ti

mascotas

Y a pesar de todo, seguimos adelante, aún con el alma rota.

Siempre había desechado la idea de adoptar un compañero de vida, no una mascota, esa horrible palabra que todavía no sé qué significa. Sé que mi decisión era cobarde, sabía que tarde o temprano iba a sufrir demasiado con la pérdida, pero también era consciente de que el amor que se adueñaría de mi, traspasaría mi alma.

No quiero que intentes entender qué se siente, si nunca has querido de esa manera,  es inútil explicarlo. Amor incondicional lo llaman, puede ser, para mi era amor del bueno, de ese que no se termina, de ese que no te cansa nunca, ni te hace sufrir. Para mi era como un alma gemela que siempre está ahí cuando necesitas que alguien te escuche sin ninguna mirada de reproche, era como alguien a quien sabes que puedes confiar hasta los secretos más oscuros.

Pero hay un refrán que dice que lo bueno dura poco y  mi despedida llegó demasiado pronto, si se puede llamar así, porque nuestro último día fue uno sin más, uno en el que no crees que tengas que decir adiós y tras tu ausencia, algo se queda pegado en tu garganta, empieza a crecer y te impide respirar. Hay un nudo que no deja pasar el aire, no puedes hablar, y el alma que nunca sabemos si existe, duele.  Tu corazón se rompe y no puedes dejar de buscar dónde narices se ha metido el amor que sentías hacía tan solo unas horas.

mascotas

A veces es mejor recorrer el camino completo, que dejarlo a medias con incertidumbre. Sentir mientras puedas,  a veces estar mal, está bien, recordar aunque duela es tomar consciencia de que la vida continúa y sobre todo que tú formaste parte de ella.  A veces es difícil mirar al frente, seguir dando pasos a pesar del cansancio. En ocasiones cuesta levantar la mirada y decidir que hay que hacerlo sin remedio.

Así que seguí sin ti, con mis lágrimas atenuadas por el paso del tiempo, pero con mi memoria intacta y mi corazón quebrado por una enorme cicatriz. 

A ti mi mascota, esa horrible palabra que todavía no sé qué significa.

Si te ha gustado este post puedes echar un vistazo a la fábula del rey y las hienas o también a cómo cuidar a mi gato.